El Corazón

EL CORAZON

1º Cor. 13:5. No es injuriosa, no busca lo suyo, no piensa el mal, no guarda rencor.

* El corazón de un Israelita no puede ser injurioso, hacer injurias; ya no busca lo suyo, es mejor buscar para otra persona,  de esa forma nos sujetamos  a la ley de igualdad. No piensa el mal; no puede  el corazón pensar el mal, como dice  Dios en Zac. 8:17. “Ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni ameis juramento falso; Porque todas estas cosas  aborrezco, dice Jehová.

* A Dios no le agrada, que en nuestro corazón hayan cosas malas, pero hacemos lo que Dios aborrece.

Mt. 15:11, 18,19,20. No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, eso contamina al hombre.

Ver.18. Mas lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.

Ver. 19. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

Ver. 20. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar, no contamina al hombre.

*En el corazón del hombre  hay pensamiento de matar,  robar, fornicar, etc. Es la naturaleza humana, porque desde que nacen  tienen en el corazón  7 malos espiritus, que al convertirse, el espíritu santo limpia la casa (corazón) y  cuando se ensucia la casa nuevamente vuelven, va  y traen  7 mas, y el postrer estado del hombre  es peor  que el primero; por eso israelitas no deben  seguir los deseos  de la carne, sino deben andar en el espíritu, hacer obras del espíritu y no satisfacer los de la carne.

Por eso  dice en Is. 1:16. Lavaos, y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo.

*Dios recomienda, dejar de hacer lo malo, ….¡pero eso es lo que mas existe en la hermandad, no se preocupan  de hacer el bien,  solo el mal!

Salm. 66:18. Si en mi corazón hubiese mirado yo, a la iniquidad, el señor no me oyera.

* Cuando cualquier pensamiento malo, pensamiento de codiciar,  matar o robar, se colocan en el corazón, se coloca la iniquidad en el corazón y Dios  ya no oye, pero si entre tanto, alguno hace la voluntad de Dios , a este oye.

*Ahora cual será la voluntad de Dios?

La voluntad de Dios,  quiere decir: que guardemos sus mandamientos, hacer ofrenda, ayuno, oración, con ruegos y suplicas, para que Dios no quite ese pensamiento malo del corazón, esa inquietud tiene que salir,  de lo contrario somos pecadores,  delante de Dios, y Dios ya no oye.

Sn Jn. 9:31. Y sabemos que Dios no oye a los pecadores, mas si alguno es temeroso de Dios y  hace su voluntad, a este oye.

* Si entre ustedes, hay uno que se cuide de cometer errores,  y hace su voluntad, a este, Dios oye.  No habla de pecadores del mundo, no, porque ellos no conocen la ley, por lo tanto no hay pecado, claro si a ellos Dios escucha todavía, porque no conocen, habla de pecadores del pueblo, que saben lo que se debe hacer y no lo hacen.  ……..  por eso debemos quitar la inquietud del corazón, para no caer en manos de Dios y ser castigados.  Ez. 18:30,31.

 

One thought on “El Corazón

  1. A gracia de nuestro sdñor jeeucristo sea con todos .quiero comentarles en cuanto al tema del corazon.en donde dice ahora cual sera la voluntad de Dios.en esa parte del desarroyo le falta una letra que agregar la letra S. Para que diga que Dios nos quite.Dios nos quite ese pensamiento malo.bueno hermanos eso era mi observancia.la paz del señor sea con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *