Israelita que no se sujeta a la Ley

 

ISRAELITA QUE NO SESUJETA A LA LEY

La humanidad está podrida de los pies a la cabeza, el hombre está en vida pudriéndose de pecado. Todo está corrompido Is. 1:6 “desde la planta del pie hasta la cabeza, no hay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga: no están curadas, ni vendadas con aceite”.  Empezamos con:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *