La vestimenta santa y el nazareato

LA VESTIMENTA SANTA Y EL NAZAREATO

 

Cuando nos ponemos vestidos sagrados estamos.

Sofonías 1:8

Judas 23

Lamentaciones 5:22

El que come con vestido extranjero la santa cena, juicio come.

Ahora hay que claramente lo que Dios  ordena:

Someternos a la ley de nazareato para ser santo, como dice en números 6:5

Ley de nazareato, para ser santo como dice: someternos a la ley de Nazaret.

Números 6:5 (todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza…… si no criamos la caballera, somos hombres débiles )

HOMBRE FUERTE= los que se sometan a la ley de nazareato.

La cabellera no es en vano, porque en la cabellera está la unción de Dios, somos hombres fuertes como sansón y cuando le cortaron las 7 guedejas, fue hecho hombre  débil, como los hombres actuales que no llevan la cabellera ni se someten a la ley de Dios, porque tampoco pueden.  Jueces 13:5,6

Jueces 16:17 (hombres rapados son débiles)

Lucas 1:15. (Para este tiempo, no beberán vino) porque tienen el espíritu de Dios)  los nazareos los que se dedican servir a Dios.

En los postreros días, de uno tenía que salir  el espíritu para todos.

Proverbios 8:17.  Dios ama a los que le aman y le hallan los que madrugando le buscan.

1º Corintios 11:5 (las hermanas que se sacan el velo es igual a las calacuncas……) sin velo no hay sabiduría, no hay inteligencia, porque lo mismo es que si se rayasen = de raer, cortar.

Hay hermanas que no se ponen el velo todos los días, solo usan el velo los días sábados, y al salir del templo se sacan, eso no está bien, es pecado, es menospreciar las cosas santas de Dios….

Peor las que no se quieren poner velo es cobardía, el hijo del hombre se avergonzará de ellas en su venida para decir hermanos.

El ponerse el velo es señal de triunfo de nuestra fe sobre el mundo. Debemos llevar el velo con orgullo, no avergonzarse.

Génesis 3:21. (Dios nos hizo túnicas para vestirnos,

Levíticos 16:4

En nuestra condición de prepararse para predicadores debemos cumplir, o si no dejarse de preparar, porque pecamos más, sabiendo y no cumplir, ni enseñar.

 

 

 

 

One thought on “La vestimenta santa y el nazareato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *